Qué son las enfermedades reumáticas?

Las molestias que se originan de los músculos, huesos, articulaciones y los tejidos que los rodean son causas muy frecuentes de consulta médica. Estas molestias afectan la calidad de vida de los pacientes y en ocasiones pueden condicionarles discapacidad.

Más info...
Banner
¿Qué es el Reumatismo de partes blandas?

Cuando hablamos de reumatismo, nos referimos en realidad a aquella enfermedad que se manifiesta o genera inflamación de las articulaciones (coyunturas), por lo que decir reumatismo, es hablar de un número de enfermedades o padecimientos muy amplio.

Los reumatismos de partes blandas, se refieren a enfermedades que no siempre presentan inflamación (calor, enrojecimiento, hinchazón) pero que invariablemente generan dolor y sensación de rigidez o limitación de los movimientos.

Estos reumatismos afectan a todos los tejidos de soporte (tendones, ligamentos, músculos) de las articulaciones y NUNCA a la articulación misma.

Estos reumatismos no son graves, pero el dolor y la sensación de rigidez si provocan limitación de las actividades cotidianas y por lo tanto solicitar ayuda del médico; están provocados por:

• Traumas o microtraumas, agudos o crónicos producidos en accidentes.
• Actividades de la vida diaria que requieren esfuerzos repetidos.
• En la práctica deportiva sin previo o mal entrenamiento.
• En el trabajo artesanal o técnico-profesional que requiere movimientos repetidos.
• Por defectos heredados del aparato locomotor que cambian la posición normal de los tendones, ligamentos o músculos y que originan incremento en las posiciones o movimientos nocivos para estas estructuras.
• Por daño secundario, derivado de la presencia de otras enfermedades (reumatológicas o no) que lesionan tendones, músculos o ligamentos.

A continuación explicaremos brevemente los principales Reumatismos de partes blandas:

Tendinitis

Es una afección que afecta a los tendones y que se caracteriza por dolor local, limitación de los movimientos, aumento de temperatura o calor de la zona afectada y finalmente degeneración del tendón que puede aliviar los síntomas pero aumentar la limitación del movimiento. Típicamente involucra el área del tendón que se pega directamente en el hueso.
La tendinitis (inflamación del tendón) frecuentemente resulta de sobreuso, pero también puede deberse a enfermedades reumáticas inflamatorias o alteraciones tales como depósito de apatita de calcio.

Bursitis

Es una inflamación o degeneración de una estructura (semejante a una tela muy delgada y flexible) que protegen los tejidos blandos de las salientes óseas. El diagnóstico de bursitis se basa en el dolor importante y exquisito en los sitios en que generalmente están presentes estas bursas (hombro, codo, rodilla), dolor a la movilidad y en reposo, algunas veces asociado con pérdida regional del movimiento activo.
Puede ser evidente una hinchazón cuando ocurre cerca de la superficie (ej. Bursitis prepatelar). La inflamación o degeneración en estos sitios generalmente se debe a una injuria de movimientos repetitivos.
¿Cómo podemos saber que se trata de un problema de este tipo? Básicamente distinguimos los reumatismos de partes blandas porque aparecen en forma gradual, a veces sin que nos acordemos de cual fue la causa que los ha provocado y generalmente los distinguimos por: Las siguientes características comunes:

a) Dolor con mayor sensibilidad en zonas muy localizadas (justo donde el tendón, ligamento o músculo está lastimado).
b) Los puntos de daño (causa del dolor) están al alcance de nuestras manos y podemos identificarlos de manera muy sencilla la mayor parte de las veces.
c) Los factores que pueden agravarlos son: clima húmedo o frío, fatiga física y mental, ansiedad, insomnio o pocas horas de sueño, vida sedentaria (sin ejercicio físico) y hasta el reposo; por lo que no es raro que los reumatismos sean más evidentes en el trascurso de la noche y mejoran con la actividad física discreta.
d) Las zonas más afectadas son: hombros, codos, muñeca, talón, cuello y parte baja de la espalda.

No se requieren estudios especiales ni costosos para identificar estos reumatismos; pero es MUY IMPORTANTE que se acuda al médico porque puede tratarse de otras enfermedades de las articulaciones que sean graves; el reumatólogo es el médico especialista capacitado para detectar estos reumatismos y darles el tratamiento adecuado y oportuno.

El tratamiento está encaminado a mejorar el dolor, la inflamación y requiere del apoyo de otros especialistas para lograr un mejor resultado.

Pueden utilizarse medicamentos para el dolor (analgésicos), la inflamación (antiinflamatorios) y relajantes musculares. Además otras alternativas incluyen el uso de medios físicos (calor, frío), reducir la movilidad de la zona que duele; además hacer ejercicio y dormir bien; deberemos acudir con el reumatólogo y seguir las indicaciones que nos sugiera para que no haya recaídas.